expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

martes, 14 de junio de 2016

El Ocaso de Studio Ghibli

Hablar de Studio Ghibli es hablar de una de las mayores factorías de sueños animados, junto a Pixar, y sin duda, el hecho de que no vayan a hacer más films es una gran pérdida, no pudiéndose reponer de la marcha de Miyazaki. Este año llegaron a la cartelera española (de mala manera, de forma pésima por la distribuidora) los dos últimos films de Ghibli, ambos nominados al Oscar a la mejor película de animación, en 2015 y 2016, dos films, que voy a reseñar, y que no son lo mejor de Ghibli, pero son películas que merecen la pena. Hoy una, y en unos días la otra

El Recuerdo de Marnie, de Hiromasa Yonebayashi (2014)


Omoide No Mânî es la última película de Studio Ghibli, dirigida por quién nos trajo Arriety y el mundo de los diminutos. Primero hay que decir que destila Ghibli por todos los lados, pero aun así tiene algo distinto, y es que no es tan fantástica o tan compleja como otras películas de Ghibli, y es más comprensible para el público más joven. La animación sigue siendo exquisita, eso no cambia, y la fotografía y la dirección artística son bellísimas. Nos cuenta la historia de Anna, una chica marginada y sin amigos que es enviada a un pueblo de la costa, y allí conocerá a Marnie... Primero hay que decir que me encanta el personaje de Anna, hemos visto miles de antisociales, pero el camino de autodescubrimiento que esta lleva en la película, me parece totalmente creíble. El modo en que conoce y ve a Marnie nos recuerda a muchas pelis de Ghibli (u otras de anime como Una Carta Para Momo). Lo onírico está presente en toda la película (no tanto como en El Viento se Levanta, pero casi) La relación de amistad entre Marnie y Anna puede llegar a ser algo ingenua en momentos, e incluso llegar a la sensiblería fácil en algún momento, pero sin llegar a ser descarada, llegando a emocionarnos de verdad en algunos momentos, con ayuda de la genial partitura de Tatsukugu Muramatsu, y es que la música es muy importante y muy bella en todas las películas de Ghibli. Resumiendo, El Recuerdo De Marnie es una obra menor dentro de Ghibli, por debajo de Miyazaki, debido a su guion, bastante mejorable pero efectivo, pero eso no quita que sea una buena película de animación, muy por encima de la media de estrenos de cualquier semana, al igual que Monstruos University o Brave son películas menores de Pixar, pero buenas películas al fin y al cabo. El final de Marnie es precioso. Bye Bye Ghibli, y gracias por todo.

7,25/10






Instagram

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada