expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

jueves, 28 de enero de 2016

Yo, Él Y Raquel

Título Original: Me, Earl and the Dying Girl

Autor: Jesse Andrews

Año: 2015

Páginas: 319

Editorial: Nube de Tinta

Tapa blanda con solapas

Sinopsis: El protagonista, Greg Gaines, es un chico asocial de 17 años que vive su último año en el instituto, con la única amistad de Earl, un chico con el que rueda películas amateur. A Greg le obligaran a quedar con una antigua amiga, Rachel, recién diagnosticada de leucemia...


He sido muy pesado con algunas personas con este libro (y sobre todo con la fantástica adaptación cinematográfica, ganadora del Gran Premio del Jurado y Del Público en el festival de Sundance en 2015, que ha pasado demasiado desapercibida por nuestra taquilla) pero más que nada porque este libro tiene algo que me encanta: Lucha desesperadamente por huir del cliché y por hacerlo con un toque de humor, e incluso de mala leche, lo cual lo convierte en un libro bastante original. Parece la respuesta borde, con toques de cine de autor y humor negro a Bajo La Misma Estrella (que también me gustó mucho). El protagonista no es ni el pringado del insti, ni el popular, simplemente es el chico invisible, con unas nociones sociales muy particulares: no quiere tener ni amigos ni enemigos, ni busca el amor, simplemente le ponen las tías buenas. No es el típico protagonista que narra el libro en primera persona, y tiene unos padres muy muy raros, y su única afición es el cine de autor e intentar emularlo con su amigo Earl.
El libro parece escrito de manera torpe a posta por el autor, haciendo más creíble la primera persona y sin embargo... está bien escrito.

Trata el tema del cáncer sin sentimentalismo, sin buscar los lloriqueos como la mayoría de libros sobre la leucemia, e incluso con indiferencia y resignación, y sólo en una parte del libro Greg sufrirá de verdad por Rachel, alguien con quien  no hubiese retomado el contacto si no hubiese sido por el cáncer. Ella no quiere su "caridad" pero luego quiere estar con él. Ah, no acaban juntos, ni se forman rollitos raros (se carga el estereotipo de que en toda novela  juvenil tiene que haber amor, o hormonas everywhere) Tampoco sabes por dónde te va a salir la novela, ni cuál es el objetivo, ni siquiera el final es el típico final, ni feliz ni triste, es simplemente un final. Pero lo que más me gusta es que es un libro muy sincero, aparte de que se lea rápido, el libro te llega, no busca ser el best-seller del año. Raro que te puedas reír en medio de un libro sobre el cáncer, pero este lo consigue. Para jóvenes y no tan jóvenes. 
5/5

PD: Para los cinéfilos hay un montón de referencias en la peli y en el libro muy divertidas





Instagram

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada