expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

miércoles, 6 de enero de 2016

Mejores Películas de 2015 (2ª parte)

El otro día dejé a medias las películas, y no podía dejar de poner mi top 5... un top 5 caracterizado porque las 2 mejores películas son cine de autor puro y duro, las últimas 2 triunfadoras del festival de Sundance... Ni Birdman (que tampoco es mala película) ni leches

5. Mad Max: Fury Road, de George Miller


No es normal, que una 4ªparte/reboot se cuele en mis mejores películas, y es que por lo general estoy en contra de ellos, en la mayoría de los casos. Pero es que Mad Max: Fury Road es diferente. Nada que ver con las primeras, nos ofrece una trama bastante sencilla, pero inexplicablemente eso nos da igual, pues el ritmo es trepidante, la película entretiene y mucho, y además no nos engañemos: el personaje de Furiosa mola, mola mucho, Charlize Theron se come a Hardy y se convierte en la verdadera protagonista de la peli. Muy buena dirección, unos efectos visuales impresionantes, mucho friki del volante, y en resumen, una película, que sin tener una trama curradísima innova y nos da algo nuevo, bueno y fresco, cuando ni Jurassic World, ni El Despertar De La Fuerza, ni Spectre, ni siquiera Sinsajo: Parte 2 (a pesar de que me encanta) llegan al nivel de esta peli. NO sabría decir exactamente  el porqué de que guste tanto, llámalo X, pero este es el blockbuster del año sin lugar a dudas.

4. Ex Machina, de Alex Garland

Una película, poco conocida que no arrasó por taquilla y que sin embargo es la mejor ciencia-ficción de 2015. Esta historia de Caleb, un científico elegido para interactuar con un androide atrapa, por la historia, su premisa, su desarrollo, su final y por Alicia Vikander (y sí, me he enamorado de ella). Visualmente también muy atractiva, sin ser pretenciosa, sin plantear tampoco la trama más complicada ni densa del mundo, sigue siendo muy buena película. El director nos hace que seamos Caleb, que investiguemos el porqué de la inteligencia artificial, que  tampoco está tan lejana hoy, el hecho de si se pueden crear sentimientos en un robot, si se puede crear vida artificial y las repercusiones éticas que ello conllevaría.

Atrapa la actuación de los tres actores de la película, los diálogos, además no es muy larga y te tiene en vilo hasta el final, que por cierto está a la altura de la película. Recomendadísima para todo el mundo.


3. Del Revés, de Pete Docter y Ronnie del Carmen

Amo a Pixar, y creo que no tienen una película mala, sólo "menos buenas", pero es cierto que desde la obra maestra que es Toy Story 3 no había vuelto a hacer algo ambicioso catalogable de lo mejor del año,a pesar de que Cars 2, Brave y Monstruos University están muy por encima de la media de la mayoría de películas que se estrena cada año. Pero Del Revés devuelve a Pixar a la primera división, con una historia muy ambiciosa, un planteamiento apasionante y muy original, y otra película muy arriesgada que va más allá de lo que se suele ver en una película de animación. Visualemente es genial, las emociones están muy bien caracterizadas, y la historia de Riley nos llega, porque la hemos vivido o nos hemos visto en alguno de los momentos. Es una película que nos hace ver lo extraordinario de la cotidianeidad, ver la madurez de la persona, hacer ver que no siempre hay que estar felices y la tristeza forma parte de nuestra persona. La única pega es que quizás la trama de Riley se podría haber exprimido más y sea complicada para los más peques, que no se enterarán, para ellos quizás sea más disfrutable El Viaje de Arlo (que también reivindico, a pesar de los palos que se está llevando) no los dichosos Minions. Del Revés es en definitiva imprescindible.

2. Yo, Él y Raquel, de Alfonso Gómez Rejón.

La película más infravalorada del año, que aquí en España pasó inadvertida por taquilla al igual que lo hiciese Las Ventajas de Ser Un Marginado, ambas inmerecidamente, por ser películas de autor. Ganadora del Festival de Sundance 2015, también premio del público, nos cuenta la historia de un chico normal, a quien "se le invita" a que se haga amigo de una chica recién diagnosticada de cáncer. Es diferente, es distinta, no busca la lágrima como otras películas, no es Bajo La Misma Estrella (que ojo no está mal), y nos cuenta el cáncer de una forma más cercana, con tintes de humor negro, homenajes a Los 400 Golpes, planos muy buenos, y escenas y diálogos que son de los que no se olvidan. Parece menos de lo que en realidad es, pero es una película muy bella, con una de las escenas más bonitas del cine reciente. No hay nada inverosímil (bueno, no mucho), todo resulta cercano, es una peli sincera, que llega, es como si Bajo La Misma Estrella la hubiese dirigido Wes Anderson. Adaptada de un libro, esta película es imprescindible, y me gustaría que llegase a más gente... 

1. Whiplash, de Damien Chazelle

Esta es mi película del 2015, lo siento Carolina, pero esta pelí es demasié. Que quede claro: no estoy de acuerdo conque un hijo de puta te haga la vida imposible para ser un músico de élite, al igual que no deseo a nadie un profesor así, que al 90 % de la gente pueden hundir y causarles problemas psicológicos, pero es esta película eso se nos cuenta: cómo renunciar a todo, a la humanidad, a las relaciones amorosas, a incluso la dignidad por querer ser un músico de élite, no ser uno más, ser el mejor y dejar huella en el mundo de la música, algo que sólo está destinado para unos pocos, entres lo cuáles no me incluyo, pero como músico, puedo entender casos en los que se necesite un hijo de puta para llegar al nivel de excelencia, y ocurra como en esta fantástica película, que derrocha cine, música y jazz por los cuatro costados. Corta, muy bien dirigida y mejor interpretada, nos llega en muchas escenas, y aun servidor le cautivó. Esta película es intensidad, esta película es cine

Instagram

2 comentarios:

  1. La verdad no he visto ninguna de estas películas, pero tengo ganas de Inside out, espero verla pronto, buen top, saludos :D

    ResponderEliminar
  2. Comparto todo lo que dices sobre "Whiplash". De lo mejor que ha salido últimamente. Ah, ¡y enhorabuena por el blog!

    ResponderEliminar