expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

miércoles, 4 de junio de 2014

Tiannanmen, 1989

La imagen que está puesta al principio de mi blog, con la palabra "Reflexiones" encima, no está escogida por casualidad, y es una imagen potente, famosa y que para mí representa la lucha contra lo imposible.
Normalmente no pido esto, pero si leéis esta entrada os agradecería que llegara al mayor número de personas, pues creo que todo el mundo debería saber lo que ocurrió hoy hace 25 años en la capital de China, y recordarlo siempre.
¿Por dónde empezar? Hace hoy 25 años los estudiantes chinos salieron a las calles pidiendo más libertad, en un ambiente tenso, de manera pacífica, con sus reivindicaciones. 
No hace falta que cuente todo lo que ocurrió, que ya es bien conocido, pero aquella noche murió el mínimo atisbo de movimiento por la libertad y la democracia en China. ¿ Y cómo? Utilizando el Miedo. El ejército chino disparó contra el pueblo y contra los estudiantes, matando a aproximadamente más de 1000 estudiantes, las cifran varían. La cifra oficial del Gobierno Chino es de 243 personas y que fue por el bien de China, pero de todas formas el tema de la Primavera China allí está totalmente tapado.
Además también lo sé por propia experiencia. Conocí hace 2 años a un grupo de estudiantes chinos en Irlanda (de buena familia, por cierto) y se me ocurrió sacar el tema de Tiannanmen. No tenían ni idea de nada, ni de muertos ni de matanza ni de crimen, y además me dijeron que cómo me atrevía a criticar a su gobierno. Mi indignación despegó. La mayoría de gente de mi edad en China no sabe absolutamente NADA de estos asesinatos. 
Ya no hay casi movimiento en contra del Gobierno Chino, y los pocos activistas que se atreven a decir algo son encarcelados a la mínima en esta dictadura, que por cierto tiene mucho poder en España, pues me INDIGNA que España dependa totalmente de China, que controla la gran mayoría de nuestra deuda pública. Y que además esto causó la nueva e injusta Ley de Justicia Universal, pero esto es otra historia...

Por escribir esto y publicarlo en Internet, probablemente me encarcelarían allí y me vigilarían para siempre.
Allí el Internet está controlado y censurado, sin Google, y con toda la información de la Primavera China ocultada. Restricción de muchos derechos y violación de muchos de ellos, en un régimen totalitario, que solo me despierta asco, repugnancia y desprecio.
No veré nunca una China democrática o un monumento a los caídos en Tiannanmen.
Yo nunca me olvidaré de esto.
A ellos no les hubiese gustado.




Instagram

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada