expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

lunes, 30 de junio de 2014

You Shut Me Down, But I Won't Fall

Hoy voy a hablar a raíz de ciertos sucesos que he visto ocurrir en los últimos días. Puede que me repita pero me da igual: Odio a la gente que se mete con otra a raíz de su apariencia física, a muerte. Sea por lo que sea. El ejemplo más claro es del neonazi que la emprendió a patadas contra una persona por ser china.
Pero no hace falta ir a un suceso conocido en redes sociales o en noticias, esto de lo que hablo sucede día a día, a todas horas. Ahora mismo miles de niños sufren Bullying en todo el mundo. ¿Por qué? "Mira a ese friki" "Mira al tío nuevo" o el que me da más rabia "Cállate gordo/a".
Y claro, mucha gente me dice que "gordo" no es un insulto, sino que describe una realidad, pero yo opino que la palabra ya de por sí tiene una connotación bastante negativa. No negaré que a todos nos entra la gente por la vista, como si queremos o como si no, pero si hay algo realmente despreciable es juzgar a alguien solo por su apariencia física. Y no, no voy a ser un hipócrita, yo también lo he hecho alguna vez y no estoy nada orgulloso de ello, pero incluso sin intención, también se puede hacer daño a la gente, sin que lo sepamos y mientras esta sufra en silencio. Luego están los imbéciles que a sabiendas te critican , con la única intención de hacerte daño, diciéndote que eres físicamente repugnante, repelente, asqueroso, etc ...
(IMPORTANTE: no confundir con los amigos de verdad, que son aquellos que no se limitan simplemente a decirte aquello que quieres oír, sino que aunque te digan algo que puede ser duro, lo hacen por tu bien, no para hacer daño, sino porque quieren lo mejor para ti, creo que sabéis a lo que me refiero ...)

Tarde o temprano siempre daremos con personas que quieran hacernos daño, hundirnos moralmente, ya sea por cuestiones de apariencia o de gustos personales, y no podemos evitarlo... Y os digo que lo mejor es ignorar a esa gente y luchar por lo que queremos, porque si entráramos en su juego, nos pondríamos a su nivel, y eso es simplemente inaceptable. Y en caso de verdadero maltrato psicológico (Bullying o de cualquier típo) hay que saber cómo salir del embrollo, en el Bullying por ejemplo hay que denunciar, aunque seamos francos, cuando somos pequeños (o no tan pequeños) a nadie le gusta ser el acusica.

Si os he hecho pensar, aunque solo sea a una persona, sobre algún caso en su vida, me siento satisfecho. Y ya sé que lo que he venido a decir lo habéis escuchado mil veces aunque nunca está de más recordarlo. y simplemente eso. No intentéis huir de las críticas por ser diferentes e intentar ser como todo el mundo. Sentíos orgullosos de lo que sois y cómo sois y no deprimiros por lo que hacen los demás.

Os invito a comentar, como siempre.


Un último mensaje, la autoestima no se mide en estar o no en una relación.
Lo peor es la autocompasión.
Instagram

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada