expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

viernes, 20 de enero de 2017

Mejores Películas de 2016 (2ª parte)

Han pasado un par de semanas, pero aquí traigo mi Top 5, de las mejores películas estrenadas en 2016, donde se cuelan dos películas irlandesas.

5. La Doncella, de Park Chan-Wook



Chan-Wook vuelve al cine coreano después de su paso por Hollywood con la muy interesante Stoker, pero sin llegar al nivel de su trilogía de la venganza. La Doncella es lo más cerca que ha estado el director de recobrar el nivel de Oldboy, película que siempre recomiendo, de lo mejorcito del cine coreano.
Una historia ambientada en la Corea de mediados del siglo XX, en una casa señorial controlada por una mujer japonesa, que tomará a una joven coreana como doncella. Y asi se suceden giros de guión, muchos cambios temporales y flasbacks, pero que se entrelazan perfectamente al final.
 Park Chan Wook rueda así una de sus películas más personales y reivindativas, con una gran carga erótica bellamente filmada (atentos a esos momentos finales). 
Puede ser que cueste algo conectar con la película, pero al final se logra entrar en el juego de la película. Sin duda a los fans de este director les encantará. Una cinta diferente, original, que no es fácil de ver, pero ante todo bella.

4. La Habitación, de Lenny Abrahamson



Una de las pocas películas de los Oscar que se cuela aquí, llevándose Brie Larson un merecidísimo Oscar a la mejor actriz por su genial actuación. Imposible hablar aquí de la película sin destriparla, pero no es la "tipica película" ni sigue el típico nudo y desenlace.
Adpatada de un libro que perfectamente podría ser un caso real, es más alguno hay por ahí, es una película dura, que te deja muy mal cuerpo en su segunda hora, para luego comprobar que tampoco tiene un final feliz.
La dirección está cuidadísima, sin tener que recurrir a lo fácil y a lo cursiloide para llegar a emocionar (ejem, Juan Antonio Bayona, ejem) ayudado en parte por la fenomenal actuación del pequeño Jacob Tremblay (que en mi opinión no se llevó inmerecidamente una nominación al mejor Actor).
No es la típica película comercial, ni siquiera es la típica película rodada para ganar premios (ejem, La Teoría del Todo, La Chica Danesa, ejem). Me parece sincera.
Sé que a mucha gente esta película no le gusta nada, pero a un servidor le encantó

3. Sing Street, de John Carney



Segunda película irlandesa que se cuela aquí, además de Room. Es Inevitable enamorarse de Sing Street, de su espíritu ochentero, de la esencia irlandesa, del amor ingenuo de la juventud, de sus fantásticas canciones., y de la actuación de todos y cada uno de los actores de la película.
Un chaval irlandés tiene que ir a un nuevo estricto colegio, y decide montar una banda de música así de pronto, animado por su hermano, mientras la convivencia familiar se hace difícil. Y es que el personaje del hermano es genial, y es difícil no identificarse en algún momento con él.
Vale que es una feel-good movie que no tiene el guión más elaborado del mundo, y que el final sea aún más ingenuo y soñador, pero rebosa encanto y cine por los cuatro costados. Hacía muchísimo tiempo que no salía tan contento del cine, además de conseguir que estuviera cantando sus canciones unos cuantos días. 
Un canto a la nostalgia juvenil, nostalgia que pega fuerte, y el mejor musical del año.
No dudéis en verla.

2. Mustang, de Deniz Gamze Erguven



Esta peli es para los que despotrican contra el feminismo día a día, pero también contra aquellos que pregonan cierto relativismo peligroso. Una película que cuenta la historia de 5 hermanas que viven en la Turquía profunda, en un ambiente asquerosamente machista. Ante todo hay que decir que la película no está rodada por un homble blanco de occidente, sino por una directora turca, que se basa en una propia experiencia, para contar cómo la vida puede volverse una pesadilla para estas chicas, obligadas a seguir los dictados moralistas asquerosos, sin dejarlas elegir lo que quieren hacer con sus vidas.
Las actrices están fabulosas, y la directora maneja la cámara perfectamente, y no se alarga en exceso. Algunos diálogos son duros y geniales a la vez, y te acaban dejando mal sabor de boca. Que no ocurra aquí no significa que no ocurra.

PD: relacionado indirectamente, os invito a seguir e investigar la peligrosa islamización que está realizando Erdogan en Turquía, eliminando libertades, que no ayuda a la causa.


1. La Llegada, de Denis Villeneuve

Y mi película preferida de este año es esta película de ciencia ficción, de Denis Villeneuve, realizador de grandes films como Prisioneros o Sicario. La Llegada me gusta mucho, porque me parece la incursión más realista que se ha hecho nunca en el mundo de las "invasiones extraterrestres" y hay mucha política detrás de tema, de cómo los países intentan trabajar unidos. Y además no solo llegan a EEUU, así a lo bruto, conociendo el idioma, ni para destruirnos. 
No es la típica película. Es arriesgada, es original, y todo tiene su explicación, con una trama que a algunos le puede parecer lenta, pero que es bastante realista. Imposible no hablar de la genial actuación de Amy Adams, de los geniales efectos especiales, de la banda sonora de Johann Johannson, delicada y interviniendo sólo cuando es necesario, no interrum... (SUENA GOLPE DE SONIDO HANSZIMMERIANNO DE INTERSTELLAR)... piendo como otros. Y luego el final te deja tocado, fascinado y la sensación de haber visto una de las mejores películas de ciencia ficción de lo que llevamos de siglo.


No olvidéis comentar si créeis que se me olvida alguna o consideráis que alguna película sobra




Instagram