expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

jueves, 28 de enero de 2016

Yo, Él Y Raquel

Título Original: Me, Earl and the Dying Girl

Autor: Jesse Andrews

Año: 2015

Páginas: 319

Editorial: Nube de Tinta

Tapa blanda con solapas

Sinopsis: El protagonista, Greg Gaines, es un chico asocial de 17 años que vive su último año en el instituto, con la única amistad de Earl, un chico con el que rueda películas amateur. A Greg le obligaran a quedar con una antigua amiga, Rachel, recién diagnosticada de leucemia...


He sido muy pesado con algunas personas con este libro (y sobre todo con la fantástica adaptación cinematográfica, ganadora del Gran Premio del Jurado y Del Público en el festival de Sundance en 2015, que ha pasado demasiado desapercibida por nuestra taquilla) pero más que nada porque este libro tiene algo que me encanta: Lucha desesperadamente por huir del cliché y por hacerlo con un toque de humor, e incluso de mala leche, lo cual lo convierte en un libro bastante original. Parece la respuesta borde, con toques de cine de autor y humor negro a Bajo La Misma Estrella (que también me gustó mucho). El protagonista no es ni el pringado del insti, ni el popular, simplemente es el chico invisible, con unas nociones sociales muy particulares: no quiere tener ni amigos ni enemigos, ni busca el amor, simplemente le ponen las tías buenas. No es el típico protagonista que narra el libro en primera persona, y tiene unos padres muy muy raros, y su única afición es el cine de autor e intentar emularlo con su amigo Earl.
El libro parece escrito de manera torpe a posta por el autor, haciendo más creíble la primera persona y sin embargo... está bien escrito.

Trata el tema del cáncer sin sentimentalismo, sin buscar los lloriqueos como la mayoría de libros sobre la leucemia, e incluso con indiferencia y resignación, y sólo en una parte del libro Greg sufrirá de verdad por Rachel, alguien con quien  no hubiese retomado el contacto si no hubiese sido por el cáncer. Ella no quiere su "caridad" pero luego quiere estar con él. Ah, no acaban juntos, ni se forman rollitos raros (se carga el estereotipo de que en toda novela  juvenil tiene que haber amor, o hormonas everywhere) Tampoco sabes por dónde te va a salir la novela, ni cuál es el objetivo, ni siquiera el final es el típico final, ni feliz ni triste, es simplemente un final. Pero lo que más me gusta es que es un libro muy sincero, aparte de que se lea rápido, el libro te llega, no busca ser el best-seller del año. Raro que te puedas reír en medio de un libro sobre el cáncer, pero este lo consigue. Para jóvenes y no tan jóvenes. 
5/5

PD: Para los cinéfilos hay un montón de referencias en la peli y en el libro muy divertidas





Instagram

miércoles, 13 de enero de 2016

Peores Películas de 2015

No, no son las pelis que han nominado hoy a los Razzie, más que nada porque no he visto ninguna (aunque si que me leí por desgracia 50 Sombras de Grey), pero siempre encuentro divertido poner las 5 peores películas a mi juicio que he visto este año, donde siempre se cuela alguna peli española...

5. Ocho Apellidos Catalanes, de Emilio Martínez Lázaro


No soy un hater de Ocho Apellidos, es más, la primera parte me gustó en cierto modo, no era tampoco gran cosa (no voy a hablar del guión), pero al menos te reías en ocasiones, y se reía de los tópicos. Me pareció desproporcionada la taquilla que tenía, pero ahí está.
No obstante la segunda parte es un despropósito mires por donde la mires, y me fastidia. Telecinco no ha esperado para explotar la gallina de los huevos de oro, y se ha dado prisa en reventar la taquilla y eso se nota. La película no hace ni la quinta parte de gracia que la primera parte, y la mayoría de sus chistes son incluso repetidos de la primera (véase Abertxandal o Vascongadas) o faltos de gracia. Por otro lado está la historia, aún más inverosímil e incluso ridícula, no hay quien se crea la pareja de Clara Lago y Berto Romero (con un personaje muy artificioso de hipster, que tampoco hace gracia) y Dani Rovira incluso sobreactúa. Solo Salvo a Karra y a Rosa Mariá Sardá. Por último decir, que tampoco se le saca nada de jugo al tema catalán y que al final resulta hasta aburrida. Y ojo, yo quería que me gustara.

4. Jurassic World, de Colin Trevorrow


No me voy a explayar aquí, ya dije lo que opinaba sobre Jurassic World justo aquí, y lo sigo manteniendo. 

http://lamadredeloshijosdeted.blogspot.com.es/2015/06/resena-jurassic-world-de-colin-trevorrow.html 

3. Ricki, de Jonathan Demme


Otra película que no quería ver aquí, pues una película con Jonathan Demme como director y con Meryl Streep prometía mucho, pero seamos sinceros: no sé como Meryl se ha prestado a esta peliculilla, cuya trama se puede resumir en dos frases, en la que apenas pasa nada, y que fracasa en  sus intentos de hacer reír o de ponerse seria con el tema de la relación madre hija. Cómo un director que dirigió aquellos peliculones de los 90, como lo eran Philadelphia o El Silencio de Los Corderos accedió a rodar una historia tan falta de gracia, de chispa, de encanto, en la que solo sobresale una persona: Meryl, puesto que pesar de ser un mala película, sin ella sería mucho peor, pero eso no quita las caras largas de la gente que la vimos en el cine y que bostezábamos. Lo único que salvo es algún número musical del inicio y algún chascarrillo solitario. Y el final simplemente daba auténtica vergüenza ajena... Una lástima.


2. Eliminado, de Levan Gabriadze


¿Recordáis todo lo bueno que dije el otro día sobre It Follows? Pues Eliminado es justo lo contrario. Otra película de terror que es una basura, como la mayoría del cine de terror actual, y por eso apenas veo cine de terror... ¿Y por qué vi esta película? Porque la premisa era buena, lo admito: una película entera en la pantalla de un ordenador, una premisa que quizás en otras manos habría dado lugar por lo menos a una peli diferente huyendo de los clichés... pero no. Esta peli es el cliché personificado, cuando te ves venir todos los sustos, toda la historia, más aún cuando los "personajes" (más bien caricaturas) actúan de manera totalmente estúpida, sin salir de su habitación, o pidiendo ayuda por ChatRoulette para avisar de que un espíritu asesino está matando a sus amigos en lugar de llamar por el móvil. O un espíritu que mata a la gente de manera ridícula (sólo menciono que en una aparece una batidora). Y además con otro final ridículo. Un Bodrio enorme. (Solo salvo las coñas de humor negro de Spotify)

1. Ahora o Nunca, de Maria Ripoll


La peor película que he visto en mucho tiempo, muchísimo peor que Ocho Apellidos Catalanes, es una auténtica ****** mires por donde la mires. Un Dani Rovira Insoportable, y que sobreactúa cada vez más, una Maria Valverde que demuesta que lo suyo no son las comedias, una historia ridícula e inverosímil, y un desfile de secundarios totalmente inútiles (la "trama" del autobús puede que sea la idiotez más grande que he visto en un cine, además de no aportar nada a la peli, sólo para que Yolanda Ramos y Melody suelten gilipolleces sin gracia). Ni un chiste hacía gracia, ni uno, y encima, se nos cuentan subtramas inverosímiles y estúpidas, como las aventurillas de Dani en Ámsterdam o la historia del anillo y los quesos, vamos, que hasta los guionistas de las series de la Disney Channel hacen cosas mejores (quizás me he pasado). Y el final, díos mío, el final es digno de ser proyectado en todas las escuelas de cine del mundo. La película más ridícula de la historia, aun así llenasalas y llevándose una importante subvención del estado. UNA ESPAÑOLADA DE MIERDA EN PLENO SIGLO XXI.

Si no estás de acuerdo o te falta alguna peli, coméntalo, please...





Instagram

miércoles, 6 de enero de 2016

Mejores Películas de 2015 (2ª parte)

El otro día dejé a medias las películas, y no podía dejar de poner mi top 5... un top 5 caracterizado porque las 2 mejores películas son cine de autor puro y duro, las últimas 2 triunfadoras del festival de Sundance... Ni Birdman (que tampoco es mala película) ni leches

5. Mad Max: Fury Road, de George Miller


No es normal, que una 4ªparte/reboot se cuele en mis mejores películas, y es que por lo general estoy en contra de ellos, en la mayoría de los casos. Pero es que Mad Max: Fury Road es diferente. Nada que ver con las primeras, nos ofrece una trama bastante sencilla, pero inexplicablemente eso nos da igual, pues el ritmo es trepidante, la película entretiene y mucho, y además no nos engañemos: el personaje de Furiosa mola, mola mucho, Charlize Theron se come a Hardy y se convierte en la verdadera protagonista de la peli. Muy buena dirección, unos efectos visuales impresionantes, mucho friki del volante, y en resumen, una película, que sin tener una trama curradísima innova y nos da algo nuevo, bueno y fresco, cuando ni Jurassic World, ni El Despertar De La Fuerza, ni Spectre, ni siquiera Sinsajo: Parte 2 (a pesar de que me encanta) llegan al nivel de esta peli. NO sabría decir exactamente  el porqué de que guste tanto, llámalo X, pero este es el blockbuster del año sin lugar a dudas.

4. Ex Machina, de Alex Garland

Una película, poco conocida que no arrasó por taquilla y que sin embargo es la mejor ciencia-ficción de 2015. Esta historia de Caleb, un científico elegido para interactuar con un androide atrapa, por la historia, su premisa, su desarrollo, su final y por Alicia Vikander (y sí, me he enamorado de ella). Visualmente también muy atractiva, sin ser pretenciosa, sin plantear tampoco la trama más complicada ni densa del mundo, sigue siendo muy buena película. El director nos hace que seamos Caleb, que investiguemos el porqué de la inteligencia artificial, que  tampoco está tan lejana hoy, el hecho de si se pueden crear sentimientos en un robot, si se puede crear vida artificial y las repercusiones éticas que ello conllevaría.

Atrapa la actuación de los tres actores de la película, los diálogos, además no es muy larga y te tiene en vilo hasta el final, que por cierto está a la altura de la película. Recomendadísima para todo el mundo.


3. Del Revés, de Pete Docter y Ronnie del Carmen

Amo a Pixar, y creo que no tienen una película mala, sólo "menos buenas", pero es cierto que desde la obra maestra que es Toy Story 3 no había vuelto a hacer algo ambicioso catalogable de lo mejor del año,a pesar de que Cars 2, Brave y Monstruos University están muy por encima de la media de la mayoría de películas que se estrena cada año. Pero Del Revés devuelve a Pixar a la primera división, con una historia muy ambiciosa, un planteamiento apasionante y muy original, y otra película muy arriesgada que va más allá de lo que se suele ver en una película de animación. Visualemente es genial, las emociones están muy bien caracterizadas, y la historia de Riley nos llega, porque la hemos vivido o nos hemos visto en alguno de los momentos. Es una película que nos hace ver lo extraordinario de la cotidianeidad, ver la madurez de la persona, hacer ver que no siempre hay que estar felices y la tristeza forma parte de nuestra persona. La única pega es que quizás la trama de Riley se podría haber exprimido más y sea complicada para los más peques, que no se enterarán, para ellos quizás sea más disfrutable El Viaje de Arlo (que también reivindico, a pesar de los palos que se está llevando) no los dichosos Minions. Del Revés es en definitiva imprescindible.

2. Yo, Él y Raquel, de Alfonso Gómez Rejón.

La película más infravalorada del año, que aquí en España pasó inadvertida por taquilla al igual que lo hiciese Las Ventajas de Ser Un Marginado, ambas inmerecidamente, por ser películas de autor. Ganadora del Festival de Sundance 2015, también premio del público, nos cuenta la historia de un chico normal, a quien "se le invita" a que se haga amigo de una chica recién diagnosticada de cáncer. Es diferente, es distinta, no busca la lágrima como otras películas, no es Bajo La Misma Estrella (que ojo no está mal), y nos cuenta el cáncer de una forma más cercana, con tintes de humor negro, homenajes a Los 400 Golpes, planos muy buenos, y escenas y diálogos que son de los que no se olvidan. Parece menos de lo que en realidad es, pero es una película muy bella, con una de las escenas más bonitas del cine reciente. No hay nada inverosímil (bueno, no mucho), todo resulta cercano, es una peli sincera, que llega, es como si Bajo La Misma Estrella la hubiese dirigido Wes Anderson. Adaptada de un libro, esta película es imprescindible, y me gustaría que llegase a más gente... 

1. Whiplash, de Damien Chazelle

Esta es mi película del 2015, lo siento Carolina, pero esta pelí es demasié. Que quede claro: no estoy de acuerdo conque un hijo de puta te haga la vida imposible para ser un músico de élite, al igual que no deseo a nadie un profesor así, que al 90 % de la gente pueden hundir y causarles problemas psicológicos, pero es esta película eso se nos cuenta: cómo renunciar a todo, a la humanidad, a las relaciones amorosas, a incluso la dignidad por querer ser un músico de élite, no ser uno más, ser el mejor y dejar huella en el mundo de la música, algo que sólo está destinado para unos pocos, entres lo cuáles no me incluyo, pero como músico, puedo entender casos en los que se necesite un hijo de puta para llegar al nivel de excelencia, y ocurra como en esta fantástica película, que derrocha cine, música y jazz por los cuatro costados. Corta, muy bien dirigida y mejor interpretada, nos llega en muchas escenas, y aun servidor le cautivó. Esta película es intensidad, esta película es cine

Instagram